Guy Roux y el amor eterno

Guy Roux y el amor eterno

Al principio, fichas. Después, trabajas duro y asciendes. Continúas y vuelves a ascender. Asciendes y sigues. Sigues y asciendes. Mientras tanto, te mantienes porque ganas. No solo ganas, sino que deslumbras. Así, año tras año, temporada tras temporada. Una vez que...