"Para nosotros el fútbol es un juego con una sola opción, perder". Esta frase resume lo que sintieron los jugadores de Samoa Americana tras ser arrollada por Australia. Tras caer el décimo gol, la mayoría de los espectadores dejaron de ver el partido. Hasta 31 goles les anotaron los australianos durante un encuentro de clasificación para el Mundial de Corea y Japón 2002. Seguro que más de uno pensaba en la figura del hombre que más veces tocó el balón, aunque para sacarlo de su red.
 
_______________________
 
Julián VÉLEZ
_____________
 
 
 
 
THE OTHER FOOTBALL
 
 
 
 
Nicky Vitolio Salapu era el portero de la selección de Samoa Americana en 2001, año en el que su selección ocupaba el honorable puesto 201 en el ranking FIFA. Salapu debutó el 7 de abril de aquel año contra Islas Fiyi en un partido de las eliminatorias de la OFC (Confederación de Fútbol de Oceanía) para la Copa Mundial de Corea y Japón 2002. El seleccionador samoamericano, Tunoa Lui, no podía contar con muchos de sus jugadores debido a que estos tenían problemas con sus pasaportes y porque la cita coincidía con los exámenes universitarios de la zona. Así las cosas, se vio obligado a convocar futbolistas de hasta quince años. Islas Fiyi ganaría por 13-0. Dos días más tardes volverían a caer, esta vez contra la vecina Samoa por 8-0. Pero sería el 11 de abril de 2001 la fecha que quedaría grabada para siempre en la memoria de Nicky Salapu.
 
La selección de Australia venía de meterle un 22-0 a Tonga y el próximo rival que recibiría sería Samoa Americana. Los hombres de Tunoa Lui solo pudieron resistir durante diez minutos. Los goles se sucedían uno tras otro hasta llegar a 31, lo que suponía la goleada más abultada de la historia en un choque entre combinados nacionales. Archie Thompson, ex de Lierse SK o Melbourne Victory, se apuntó 13 de los 31 tantos, lo que también significa la mayor cifra de goles anotados por un jugador en un encuentro internacional. Samoa Americana acabó el grupo con 0 puntos, 0 goles a favor y 57 en contra (en 4 partidos). Por el contrario, Australia fue primera de grupo con 12 puntos, 66 goles marcados y ninguno encajado. Tal diferencia de nivel provocó que la Federación de Fútbol de Australia solicitara ingresar en la AFC (Confederación Asiática de Fútbol), ya que sus rivales apenas contaban con jugadores profesionales, hecho que finalmente se concretaría en 2006.
 
 
 
El famoso partido de los 31 goles contra Australia siempre quedará en el recuerdo de Nicky Salapu. / Youtube
 
 
 
 
Obviamente, Salapu se acabaría convirtiendo en un icono mundial a la hora de hablar de goles en contra y correctivos futbolísticos. Jugó 18 partidos con su selección, aunque la FIFA solo ha podido reconocer 14, y, en total, el 'Superman' de la isla encajaría la modesta cifra de 92 goles durante las eliminatorias mundialistas de 2002, 2006 y 2014 (no jugó las de 2010). Cada vez más cerca de retirarse, hoy se encuentra sin equipo, un momento duro para los admiradores de estos jugadores a los que no les importa otra cosa más que jugar. Su paso por clubes se resume en ocho años en la portería del PanSa East FC de Samoa Americana, tres en la del SC Mauerbach, un equipo de las divisiones más modestas del Austria, y uno en la del Mitra Kukar FC de Indonesia. 
 
Pero nuestro protagonista no solo será recordado por las derrotas y los goles encajados. Después de varios años sin jugar en la selección tras ser reemplazado por una joven promesa, Jordan Penitusi, Salapu regresaría a la portería samoamericana a finales de 2011 para disputar la clasificación para la Copa de las Naciones de la OFC 2012, también válida para las eliminatorias de la Copa del Mundo de Brasil 2014Tras perder 30 duelos consecutivos (incluyendo el récord contra Australia), Samoa Americana era considerada 'la peor selección del mundo', habiendo tocado fondo en 2006 al ocupar el puesto 205 del ranking FIFA. Habían pasado ya casi tres décadas desde su única victoria, ante la selección de Wallis y Futuna en 1983. Pero las cosas cambiarían. El holandés Thomas Rongen, ex entrenador de New England Revolution, DC United o Chivas USA, había tomado las riendas del banquillo y había logrado cambiar la dinámica de un equipo totalmente hundido. 
 
 
 
Tráiler del documental Next Goal Wins (2014) de Mike Brett y Steve Jamison. /Youtube
 
 
 
 
En el fútbol las sensaciones son fundamentales. Así, Nicky Salapu volvía a la escena internacional el 23 de noviembre para enfrentarse a Tonga en el Toleafoa J.S. Blatter Soccer Complex de Apia (Samoa). Aquel sería un partido para la historia. Samoa Americana se adelantaba en el minuto 43 por medio de Ramin Ott y alargaría distancias en el 74 con el tanto de Shalom Luani. El gol de Unaloto Feao para los tonganeses cerraría el marcador. Samoa Americana 2-1 Tonga. El equipo samoano lograba de esa forma su primera victoria oficial desde que es miembro de la FIFA. El documental británico Next Goal Wins, dirigido por Mike Brett y Steve Jamison, nos detalla paso a paso la preparación de los samoamericanos para intentar hacerse con aquel ansiado triunfo. Dos días más tarde empataron con Islas Cook (1-1), pero en la última jornada del grupo cayeron contra Samoa (1-0), por lo que, finalmente, no fueron capaces de clasificarse por primera vez para la máxima competición continental de Oceanía.
 
Samoa Americana se motivó y fue yendo a más. En octubre de 2015 llegó a subir al puesto 164 del ranking FIFA, el más alto de su historia, gracias a dos nuevos triunfos en la clasificación para la Copa del Mundo de Rusia 2018: primero repitiendo ante Tonga (1-2) y después superando a Islas Cook (2-0). Aunque tampoco pasó de la primera ronda, solo se quedó fuera por un gol de diferencia respecto a Samoa. Pero más allá del alentador dato de aquella victoria que rompía veinitocho años de sequía y la nueva inercia positiva de la selección, los espantos de derrota de Salapu habían destacado sobre lo demás. "Ahora mismo me siento como un campeón. Por fin voy a dejar atrás el pasado", declaró tras salir vencededor en aquel partido ante Tonga. Y es que el objetivo real del fútbol no siempre pasa por ganar una Champions League, un título o ni si quiera un ascenso. Ojala pudiera pedirle lo guantes.
 
 
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Plaza de Pilatos 5, 2º Izquierda (Sevilla, España)
Tel: (+ 34) 635 06 70 09